¿COMO NOS ENFERMAMOS E INTOXICAMOS ?

Nos enfermamos porque nos intoxicamos con los alimentos y los diferentes DISRRUPTORES ENDOCRINOS que está, en nuestro medio ambiente.

  • Los alimentos, contaminados con PESTICIDAS, absorbemos metales tóxicos como el ARSENICO, PLOMO, MERCURIO, ALUMINIO, CADMIO.
  • Amalgamas de mercurio en los dientes
  • Productos de cuidado personal (por ejemplo, desodorantes, maquillaje)
  • Ollas, sartenes y latas de refrescos, conservas (alineado con níquel o aluminio), vacunas.
  • Fumar o inhalar el humo de segunda mano
  • Factores ambientales como los lugares de trabajo y estelas químicas, de pinturas, solventes.

Los síntomas de toxicidad por metales pesados pueden ser:

  • Dolor crónico en los músculos y tejidos del cuerpo
  • Cansancio crónico, fatiga y malestar
  • Dificultad para pensar con claridad – olvida y se confunde
  • Infección crónica por cándida
  • Problemas gastrointestinales como diarrea, estreñimiento, gas, acidez estomacal e indigestión
  • Alergias. asma infantil, problemas de la piel.
  • Dolores de cabeza y migrañas, alimentarias, Mareos.
  • Cambios en estado de ánimo, depresión y ansiedad
  • Problemas del sistema nervioso, extremidades que le ‘queman’, adormecimiento, hormigueo y parálisis, Insomnio.

La toxicidad de metales pesados también puede ser la raíz de trastornos comunes como el autismo, el síndrome de fatiga crónica y esclerosis múltiple.

¿ QUE SON LOS QUELANTES?

Un quelante o antagonista de metales pesados, es una sustancia que forma complejos con iones de metales pesados ( LOS SECUESTRA ). A estos complejos se les conoce como quelatos, que le permiten al organismo poder eliminarlos.

Una de las aplicaciones de los quelantes es evitar la toxicidad de los metales pesados para los seres vivos.

EL ALOE VERA O SABILA ES UN PODEROSO QUELANTE

El aloe vera contiene el GERMANIO ORGANICO, que es un secuestrante de los metales pesados que intoxican nuestro organismo, formando complejos que posteriormente podemos eliminarlos a través de la piel, y los conductos naturales de eliminación.

De esta manera fortalece el sistema inmunológico, permitiendo al organismo eliminar los venenos que le están causando diversas enfermedades.